LUIS ANASTASÍA / Es evidente que hay muchas explicaciones y discursos oficiales que describen lo ocurrido como un éxito. Sin embargo, con los resultados a la vista debería realizarse una investigación epidemiológica sobre lo que realmente ocurrió. El resultado de la realidad discrepa con el discurso
+

JACQUES FAUQUEX / ¿Por qué el gobierno se ha negado tan rápida y contundentemente a la publicación de datos brutos (composición, contratos, efectos adversos) cuando un juez los exigió? El secretismo no inspira la confianza que requiere la propaganda de la banalidad de la vacuna y de la buena gestión de la crisis por el gobierno.+

SALVADOR GÓMEZ y PEDIATRA URUGUAYA ANÓNIMA / Un análisis crítico de las respuestas del Dr. Gustavo Giachetto ante el Juez Alejandro Recarey permiten hacerse una idea de cuál es el estado del conocimiento científico respecto de las vacunas contra Covid19 en la comunidad pediátrica del Uruguay+

LUIS ALBORNOZ / Titulé este pequeño escrito respecto a la práctica de nuestro periodismo como una pregunta: ¿frívolo o idólatra? Pero pensándolo bien, es mejor abandonar la disyunción y optar por la conjunción: es frívolo y es idólatra. Un ejemplo de esto es el programa auto-denominado “Polémica en el Bar”.+

FRANÇOIS GRAÑA / “La polémica noción de “enfermo asintomático” potenció el miedo al otro y canceló la distancia entre sanos y enfermos: ya nadie sabe cuál es su estado hasta que no se lo hace saber un profesional. Se habló de altísimos porcentajes de efectividad de las vacunas sin informar que estas protegen solo a uno de cada 141 vacunados -en el caso del producto de la Pfizer-Biontech-“+

ANDREA GRILLO / Aparentemente la vacuna solo funciona cuando se la da el otro. Y aparentemente también es responsabilidad de ese otro que el virus siga circulando o no. Esto que antes se decía de forma velada, se libera y se pronuncia explícitamente. La culpabilización, de por sí grave pero que hasta ahora se había mantenido en la forma privada de los vínculos, queda legitimada por la voz más fuerte de todas. La autoridad ha dejado de intentar mostrarse imparcial+

LUIS ANASTASÍA / Sea como sea, estos datos presentan un indicio de que hay consecuencias letales en la aplicación de la vacunación. O al menos esta evidencia debería encender luces de alarma en las autoridades sanitarias para evaluar lo que está ocurriendo a consecuencia de la aplicación de una vacunación masiva, con sustancias de las que no se conoce los efectos a mediano y largo plazo, porque no pasaron esas fases de investigación.+

ANÓNIMO / Te digo, estoy esperando ese cómic. Alguien tendrá que ser el primero, y yo no sé dibujar. Pero si hay un momento ideal para hacer el mejor cómic cyberpunk tardío de la historia, es éste. Y lo seguirá siendo por un buen tiempo. +

MARTÍN CORBO / El objetivo crítico de esta nota, es hacer notar que el gran desarrollo y adelanto que Uruguay tiene en esta materia, se produce principalmente focalizado en el mercado interno y no hacia el comercio electrónico transfronterizo en donde considero que desde nuestro país se están generando trabas muy importantes.+

RAMÓN PARAVÍS / Marida lo anterior con la noción acaso desbordante, y desbordada acaso, que de la libertad tenemos los orientales, siempre -aunque miedosos- más valientes que ilustrados. La causa de esa percepción hay que buscarla en viejos libros escolares, festejos colectivos, pabellones, versos exaltados que de niños nos enseñan.+

Sticky

DRA. DE ATENCIÓN EXTRAHOSPITALARIA / “Los laboratorios, en particular Pfizer, declararon en su documento a la FDA -que es lo que importa- que los efectos adversos moderados y severos se ven mínimamente en la primera dosis. Pero los efectos adversos en la segunda dosis podrían llegar a un 4.5%. No sabemos los efectos secundarios en segunda dosis de la vacuna china Sinovac, porque no se han informado. El lector puede hacer sus cuentas, pero en cualquier caso arriesgamos tener decenas de miles de pacientes con efectos secundarios adversos entre moderados y severos. Si ya estamos, a primera dosis, al borde del colapso, ¿qué vamos a hacer cuando llegue el momento de la segunda dosis?+

ALDO MAZZUCCHELLI / “Tampoco somos “disidentes”, porque para que haya un disidente tiene que haber un régimen autoritario, como era el soviético, ¿no? Yo nunca había escuchado el término “disidente” empleado en una democracia.”+